Julio – Agosto 2020

Posted in Spanish Prayer Letters

Queridos amigos y familia,

3Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?  4Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.  5Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.  6Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.  7Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.  8Y todo esto será principio de dolores…

—Mateo 24:3-8

Qué época tan interesante en la que vivimos. Nunca en mi vida había visto tantos eventos característicos del fin de los tiempos: pestilencias como las langostas en Asia, desastres naturales exponencialmente más peligrosos (incendios, huracanes, tornados, tormentas de tierra de sesenta kilómetros de ancho como el “Derecho” en Iowa, terremotos en lugares inusuales, erupciones volcánicas) pandemias, guerras y rumores de guerras, muchos falsos Cristos y profetas (solo tienes que abrir YouTube), lo correcto vuelto incorrecto y lo incorrecto vuelto correcto, niños contra sus padres, padres irresponsables, amor enfriándose, etc. Todo se concentra en este momento de la historia.

Solo recuerde las palabras anteriores, “mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.” No sabemos cuándo vendrá Jesús, así que todo lo que puedo decir mientras espero la “Bendita Esperanza” es: “¡Sí, ven, Señor Jesús!” Hasta entonces, nos ocuparemos de los asuntos de nuestro Maestro.

No dejaremos que las circunstancias nos desanimen. La persecución, ya presente en gran parte del mundo, se avecina. Esto también debe suceder. Sin embargo, tenemos la promesa del Salvador: 

35¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?  36Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.  37Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 

—Romanos 8:35-37

Noticias del ministerio

No ha cambiado mucho aquí desde nuestra última carta de oración con respecto a las restricciones a las reuniones. Hubo cierto alivio, pero luego el gobierno volvió a tomar medidas drásticas cuando el número de nuevos casos de COVID-19 comenzó a aumentar. Han vuelto a imponer la inmovilización social los domingos, cuando nadie puede salir excepto con un permiso especial. Los viajes internacionales siguen restringidos por el gobierno y los servicios públicos son limitados. Varios pastores han muerto por la pandemia. Uno, Luis Navarro, tenía solo cuarenta y dos años. Él era un amigo. Varios miembros de nuestra iglesia han perdido a seres queridos.

Predicando en Línea para los Sordos y Oyentes

Continuamos ministrando en las redes sociales para todos nuestros servicios, reuniones y programas para adolescentes y niños. También seguimos distribuyendo alimentos a muchos necesitados. Almas siguen siendo salvadas a pesar de las restricciones. Oren por el crecimiento de los nuevos cristianos.

No se permitirán reuniones presenciales este año. Las escuelas también continuarán enseñando en línea hasta el próximo año. Esta es una situación horrible para los estudiantes de Perú, especialmente para los Sordos y los niños con necesidades especiales. Nuestros maestros continúan su gran labor de enseñanza para aquellos que tienen acceso a Internet.

Noticias de la familia

Como sabe por nuestra última carta, varios dimos positivo por COVID. Lisa fue la más afectada, con dolores de cabeza, problemas respiratorios, y dolor y malestar en el pecho. Parece que el resto de nosotros tuvimos casos asintomáticos si nuestras pruebas fueron precisas, aunque tengo mis dudas al respecto. La bendición es que todos estamos bien ahora. Lisa está muy bien y ninguno de nosotros tenemos problemas residuales o efectos secundarios. Lo mismo ocurre con nuestro hijo Joseph, que trabaja con nosotros aquí.

Joseph y Zulema esperan su tercer hijo. Debido a que el suyo es un embarazo de alto riesgo, tienen una cesárea programada para el 8 de septiembre. Esperamos su pequeña incorporación a la familia. Oren por ellos para que todo salga bien. También estén en oración por Julianne, nuestra hija que vive en Florida, que espera su quinto hijo a fines de septiembre o principios de octubre. Cuando nazcan estos dos hijos, Lisa y yo tendremos diez nietos. ¡Que alegría!

James, Ann y sus dos pequeños están bien. Dios fue muy misericordioso con ellos con su presencia durante este tiempo de pruebas. Un embarazo complicado con hospitalización prolongada terminó con el nacimiento prematuro del pequeño Jimmy, que requirió que permaneciera hospitalizado durante unos dos meses. Algunas iglesias también cancelaron debido al COVID. Oren que Dios vuelva a llenar su agenda y que continúe protegiendo, proveyendo y guiando a su preciosa familia en este tiempo de diputación.

Nuestro Marine, Judson, fue ascendido recientemente; ahora es cabo. Judson acaba de completar el entrenamiento de seguridad de la embajada y está esperando su primer puesto en el extranjero. A Jared le está yendo muy bien en las Fuerzas Aéreas en Florida.

Oraciones y agradecimiento

Recibimos saludos de muchos de ustedes quienes escribieron y llamaron para preguntarnos como estamos nosotros y como está el ministerio aquí en Perú en estos meses de locura. Gracias a todos los que nos recuerdan en sus oraciones y nos apoyan en nuestro trabajo.

Bendiciones,

Signature

Hno. Joe y Lisa,
Joy, John, Joel, Jessica, y Jennifer